“Al alba y con tiempo duro de levante…. con fuerte levante, 35 nudos de viento, salieron cinco helicópteros, tres helicópteros Coughar que transportaban dos equipos de operaciones especiales, con un total de 28 soldados que llegaron a la isla Perejil, y otros dos helicópteros Bolkov que se quedaron sobrevolando la zona en misiones de apoyo…”.

Estimado señor o señora votante del PP: Le escribo esta pequeña misiva ante los sucesos ocurridos estos días en nuestra tierra. Usted, que es votante del PP y que cree en una forma de hacer las cosas, cree en unas ideas y posturas, y que también tienen hij@s, herman@s o niet@s que lo están pasando mal, y que quiere, como lo queremos tod@s,  que esta situación de crisis económica pase lo antes posible, decidió depositar su voto en las últimas elecciones europeas al partido que usted cree que puede resolver mejor los problemas que tenemos.

La discriminación parecía hasta hace unos días que se iba diluyendo para ir incluso poco a poco desapareciendo. Pero que triste es ver aflorar de nuevo las palabras, los gestos y discursos machistas y lo que es peor aún, la justificación a esas actitudes sin atreverse a dar un paso atrás y disculparse ante tan reprobable e injustificada actuación.

Por mucho que se empeñen en intentar negarlo, está claro que el pasado domingo el PSOE en su conjunto dio un gran ejemplo de democracia interna con la celebración, por vez primera en España, de unas elecciones primarias internas en las que la totalidad de sus militantes eligieron de forma directa a quienes desde ahora serán sus máximos dirigentes.

Después de haber hecho un seguimiento al recuento electoral en EEUU en la madrugada del martes al miércoles, soy capaz de asegurar que acaba de terminar una de las campañas electorales más apasionantes de la historia reciente de los EEUU. Desde la campaña entre Al Gore y George Bush en el año 2000, es difícil recordar un contexto de tanta incertidumbre e interés en la recta final de la campaña. Para ganar, los candidatos necesitaban, al menos, 270 votos electorales, lo que supone una mayoría simple. Barack Obama ha logrado 303 frente a los 206 de Mitt Romney.

Para empezar, hay que recordar que en EEUU, el sistema de elección es indirecto. Es decir, cuando los estadounidenses acudan este martes a las urnas lo harán no para votar al que será su presidente los próximos cuatro años sino a la persona que votará en su nombre al inquilino de la Casa Blanca en virtud de un sistema ideado por los 'padres fundadores' del país y recogido por la Constitución.

Hasta el pasado 4 de enero de 2012, la participación política de Oscar Morales se había limitado a votar. Pero ese día, este colombiano de 33 años se convirtió, en un abrir y cerrar de ojos, en el promotor de una de las marchas mundiales más exitosas contra las Fuerzas Revolucionarias Armadas de Colombia (FARC).