Estoy convencido de que Pedro Sánchez actuó movido por la razón de Estado cuando a la vuelta de Paris, tras la manifestación de condena del terrorismo yihadista, mostró su sensibilidad humana y su voluntad política de favorecer un Pacto de Estado anti-terrorista.

“Al alba y con tiempo duro de levante…. con fuerte levante, 35 nudos de viento, salieron cinco helicópteros, tres helicópteros Coughar que transportaban dos equipos de operaciones especiales, con un total de 28 soldados que llegaron a la isla Perejil, y otros dos helicópteros Bolkov que se quedaron sobrevolando la zona en misiones de apoyo…”.