¿Y ahora qué? Esa es la pregunta que toda Europa se hace tras el rotundo no que la ciudadanía griega ha dado a la troika, y que ha venido motivado por las duras medidas de austeridad aplicadas al país heleno en los últimos años.

Bruselas se sale con la suya e impone una lista de acciones que tiene que llevar a cabo Grecia para poder optar a la financiación Europea. De esta manera Tsipras sale de Bruselas derrotado y el efecto del “Podemos griego” se va por el sumidero a las primeras de cambio.

Desde el anuncio de elecciones en Grecia el 25 de enero, la posibilidad de que la fuerza de izquierda Syriza salga victoriosa en las urnas y forme gobierno se ha presentado como una amenaza para la opinión pública internacional, y particularmente para la de la eurozona.

Con el auge potencias emergentes o re-emergentes como son el caso de China, Latinoamérica o Rusia, unido a EEUU que siempre ha estado ahí, se empieza a dibujar un nuevo mapa mundial en el que los países europeos, de manera independiente, caerán progresivamente en la irrelevancia en un mundo que empieza, de nuevo, a analizarse en clave geopolítica después del final de la Guerra Fría.

La grave crisis económica ha demostrado que la unión económica y monetaria era un gigante con los pies de barro. La inestabilidad financiera de un país se ha vuelto una amenaza para toda la unión monetaria y ha puesto en peligro el futuro del euro. Ese es un grave problema que se debe atajar en los próximos años.

La situación económica mundial lo ha arrasado todo, incluyendo el proyecto de una Europa unidad en paz y armonía. Los gobiernos están mucho más preocupados por solucionar los problemas nacionales que de plantearse el futuro de Europa, y en otros casos, ya se habla abiertamente de abandonar la Unión Europea.

La idea de introducir un Impuesto sobre las Transacciones Financieras (ITF) para toda Europa no es nueva. El Impuesto sobre las Transacciones Financieras persigue dos objetivos: regular el mercado financiero y generar ingresos públicos mediante el reparto equitativo de las cargas, ya que el sector financiero está infra-gravado y ha causado la crisis financiera.