Todos los periodistas, analistas políticos y miembros de asociaciones de diferentes sectores sociales, y en definitiva, todo el sector conservador de nuestro país, coinciden en asegurar que los gobiernos de José María Aznar han sido los mejores gobiernos de la historia democrática española.  

Cada vez que un avión se estrella, las aerolíneas retiran su publicidad de los medios de comunicación. Dicen los expertos en comunicación que no es buena idea que tu logo, seas Iberia, Vueling o Ryanair, aparezca dos páginas después de un amasijo de metal rodeado de cuerpos hechos trizas. Dicen que la gente relaciona ambas cosas, amasijo y logo, y eso, a la larga, acaba haciendo mella en tu imagen corporativa.

El pasado día 2, en plena crisis interna del socialismo español provocada por la resaca electoral, llegaba un anuncio histórico que iba a perjudicar aún más la cohesión interna del partido: el rey, tras 39 años, hacía pública su decisión de abdicar la corona en su hijo Felipe de Borbón.

Estimado señor o señora votante del PP: Le escribo esta pequeña misiva ante los sucesos ocurridos estos días en nuestra tierra. Usted, que es votante del PP y que cree en una forma de hacer las cosas, cree en unas ideas y posturas, y que también tienen hij@s, herman@s o niet@s que lo están pasando mal, y que quiere, como lo queremos tod@s,  que esta situación de crisis económica pase lo antes posible, decidió depositar su voto en las últimas elecciones europeas al partido que usted cree que puede resolver mejor los problemas que tenemos.

¡Magistral!, es la única palabra que tengo para describir el falso documental #OperaciónPalace con el que el periodista, Jordi Évole  nos deleitó en la sexta. Lo reconozco, con la boca abierta y cara de circunstancias, me creí a pies juntillas lo se proyectaba en televisión. Al final, todo el documental fue una mentira con una puesta en escena espectacular gracias a la colaboración de quienes participaron en su realización.

Hace justo un mes, un Comité de Expertos convocado por el Gobierno del PP intentó proponer una reforma fiscal para el año 2015, y así, su Presidente, Manuel Lagares,  que es Catedrático de Hacienda Pública presentó su documento a toda España. Un documento tan devastador para la ciudadanía, que hasta el PP ha tenido que dejarlo a un lado.

El Presidente Rajoy hizo una intervención muy genérica cargada de un excesivo triunfalismo, apoyada en datos y estadísticas macroeconómicas que, por su frialdad y lejanía con los problemas del día a día, resultaron muy tediosas. Intervención centrada, en la práctica totalidad, en cuestiones económicas. Pasó por alto por la sanidad y la educación y no habló ni de cuestiones territoriales, ni del terrorismo ni de políticas sociales.