La grave crisis económica ha demostrado que la unión económica y monetaria era un gigante con los pies de barro. La inestabilidad financiera de un país se ha vuelto una amenaza para toda la unión monetaria y ha puesto en peligro el futuro del euro. Ese es un grave problema que se debe atajar en los próximos años.

A su vez, los severos y traumáticos procesos de ajuste fiscal impuestos desde las instituciones europeas, están produciendo recesiones económicas evidentes que pueden destrozar las economías nacionales. Los ajustes no se pueden hacer de manera homogénea a todos los países por igual, hay que establecer objetivos de reducción general del déficit mediante la flexibilización de los plazos y la situación de cada país.
La Reforma del Banco Central que lo convierta en una Reserva Federal Europea debe ser fundamental en este proceso de reformas, ya que permitiría la intervención a gran escala de la banca en todos los estados miembros sin tener que pagar intereses a cambio y podría solucionar problemas económicos de una forma mejor, más profunda y transparente.
Para ello, se hace necesario también que se desarrolle una reestructuración bancaria y se ponga en marcha un Fondo de Garantía Bancario que permita la actuación inmediata y evite los rescates. Es imprescindible que Europa desarrolle una Política Fiscal y Tributaria Común que afecte a todos los estados por igual y evite la Europa de dos velocidades. Darse de alta como autónomo cuesta en Francia en torno a 50€ al mes, mientras que en España ronda los 300 €.
La puesta en marcha del Impuesto sobre Transacciones Financieras puede hacer recaudar cerca de 55.000 millones de euros al año y permitiría implementar las políticas sociales en materia de educación, sanidad o empleo. La reforma económica puede completarse con políticas de fomento del mercado interno mediante la inversión europea en el desarrollo sostenible, innovación, eficiencia energética, energías renovables y la economía social. Ello implica decir no al pacto de libre comercio entre Europa y EEUU que perjudica gravemente a la producción de bienes y servicios que no pueden competir en reducción de costes.
Y por supuesto se hace necesario la puesta en marcha de un “New Deal” europeo que destine millones de euros a la inversión pública para reactivar el consumo. La recuperación económica pasa por el establecimiento de un sistema económico más justo y solidario con las personas.
10/05/14
EconomíaEuropa
Author: Christopher Rodriguez

Análisis y comunicación política de la actualidad que nos rodea

Get Connected